Qué ver en Nápoles en un día o en una escala de crucero

Con casi un millón de habitantes, Nápoles es la tercera ciudad más grande de Italia. Es la capital de la región de Campania y desde ella se puede observar el volcán Vesubio. Con sus calles estrechas, edificios antiguos y tesoros históricos, no es de extrañarse que sea tan visitada por los turistas. No te quedes atrás y aprende qué ver en Nápoles en un día de crucero.

 

Cómo llegar al centro de Nápoles desde el puerto

El centro de Nápoles está ubicado justo al lado del puerto, de hecho, podría decirse que el puerto, de unos 4 kilómetros de costa, es la cara hacia el mar del centro. Por eso, se recomienda caminar esos escasos minutos, tanto para disfrutar mejor de la ciudad como para evitar el tráfico. Si deseas tomar un bus, en la salida del puerto queda una parada, solo recuerda comprar el boleto antes de subir, porque en su interior no podrás hacerlo.

 

Qué ver en Nápoles en un día

 

Catedral de Nápoles

 

Catedral de Nápoles

 

La Catedral de San Gennaro fue construida en 1314 donde antes había un templo en honor al dios griego Apolo. Dispone de obras de alto valor, al igual que de varias capillas, incluyendo una en la que yace la estatua de plata de San Gennaro, el patrón de Nápoles, y cápsulas con su sangre. El 19 de septiembre de cada año, la fecha de la muerte del santo, la sangre se licua, anunciando buenos augurios para la ciudad.

 

Altar a Diego Maradona

 

Aunque sea difícil de creer para los que no son tan fanáticos del deporte, en Nápoles hay un altar en el Bar Nilo dedicado a esta estrella del fútbol. El argentino jugó desde 1984 hasta 1991 en el club, llenándolo de victorias. Uno de los objetos más peculiares del lugar es un mechón de cabello de Maradona, el cual se dice ser milagroso. Disfruta de un café mientras visitas este curioso lugar.

 

Cementerio de la Fontanella

 

Cementerio de la Fontanella

 

Este cementario, en el centro de la ciudad desde el siglo XVI, recibe su nombre por tener fuentes de agua. Sobresale del resto porque es el hogar de cientos de calaveras colocadas en cajas con mensajes, producto de las víctimas de la peste, la cólera y la hambruna. En este lugar existió una tradición hecha por el culto a la muerte napolitano, que consistió en “adoptar” una calavera; cuidarla y llevarle flores, para que a cambio te protejiera. La entrada es gratuida, solo tienes que pagar para contratar un guía.

 

Castillo dell’Ovo

 

Castillo dell’Ovo

 

Es el castillo más antiguo de Nápoles, del siglo I a.C., y se localiza en el islote Megaride. Aunque fue levantado cuando los romanos conquistaron la ciudad, mitos y leyendas lo rodean, salidos de historias hechas por poetas como Virgilio. Su nombre significa “Castillo del Huevo”, cuya explicación se basa en un relato en el que Virgilio escondió un huevo en las mazmorras y mientras ese huevo estuviera intacto, Nápoles estaría segura. Las ocasionales galerías de arte, la terraza con cañones y la agradable vista hace que valga la pena visitarlo.

 

Nápoles Subterránea

 

Es un laberinto de galerías y túneles no apto para claustrofóbicos. Su creación data  del año 470 a.C., cuando los griegos decidieron idear depósitos subterráneos para acumular agua; éstos fueron ampliados luego por los romanos. En 1885 con la llegada de la epidemia de cólera, los depósitos dejaron de utilizarse, pero en la Segunda Guerra Mundial sirvieron como refugio ante los bombardeos. Hay dos formas de visitarlo, con un tour guiado en español desde la Piazza San Gaetano, o desde la iglesia San Lorenzo Maggiore sin guía.

 

Excursiones cerca de Nápoles

 

Pompeya y Herculano

 

Pompeya

 

La famosa ciudad que estuvo por siglos escondida bajo una capa de ceniza se encuentra a solo media hora de Nápoles, bajo la tenebrosa sombra del volcán Vesubio. Cerca de ella hay una ciudad menos conocida llamada Herculano, y ambas fueron cubiertas por lava en el año 79 a.C. y son las mejores conservadas del Imperio Romano. Desde ellas se puede ascender con un tour al volcán Vesubio, pero es preferible reservar las entradas con anticipación para evitar colas.

 

Isla de Capri

 

Isla de Capri

 

Desde Nápoles puedes abordar un ferry, desde cualquiera de los dos puertos principales, que te llevará a esta isla con un viaje de una hora. Capri, conocida como “la perla del Mediterráneo”, es popular por sus bellezas naturales. Puedes explorar su rico centro histórico, caminar por sus calles, nadar en las playas cristalinas y optar por ir a “Grotta Azzurra”, su famosa cueva marina.

 

Costa Amalfitana

 

Costa Amalfitana

 

En esta costa, localizada al sur de Nápoles, se encuentran una gran cantidad de pueblos pintorescos entre los acantilados que valen la pena visitar, junto con sus valles y campos de olivos y frutas cítricas. En 1997 fue reconocida por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad.

 

Ya tienes un poco de conocimiento sobre qué ver en Nápoles en un día de crucero. Si piensas ir a esta ciudad, no dudas en buscar más información para tener una experiencia inolvidable.

 

[Total:1    Promedio:5/5]

Deja un comentario