Qué ver en Estocolmo en un día de crucero. Una de las ciudades más bonitas de Europa

Estocolmo es la capital de Suecia y, con sus 760.000 habitantes, la más grande. Ubicada entre el Mar Báltico y el Lago Malarem, está integrada por 14 islas unidas con 57 puentes. Suele conocerse por su arquitectura, agua limpia, canales, y hermosos parques; así que hay ciertos sitios que no puedes perderte al visitar esta ciudad. Descubre cuáles son informándote sobre qué ver en Estocolmo en un día de crucero.

 

Cómo llegar al centro de Estocolmo desde el puerto

Estocolmo cuenta con varios puertos de cruceros, como Värtahamnen, Skeppsbron, Frihamnen,  Stadsgården, y Nynäshamn, el más alejado; dependiendo de la línea de crucero llegarás a uno u otro. El más concurrido por turistas es el Stadsgården, uno de los puertos más importantes de Europa, y queda a 30 minutos caminando del centro histórico de Estocolmo.

Si vas a estar más de un día en Estocolmo no dudes en dirigirte a los puestos de información de los puertos para que te orienten. Todos tienen la fácil opción del taxi, aunque siempre es más económico utilizar el transporte público, como el metro o los autobuses. Para los segundos, se recomienda adquirir una tarjeta de transporte que dure 24 horas, para ahorrar si planeas emplear este método a menudo.

Ahora bien, si vas a hacer la típica escala de crucero en Estocolmo no vas a tener ni 6 horas para verlo todo, por lo que te recomiendo encarecidamente que te olvides de las opciones anteriores y hagas el recorrido en el bus turístico. Sí, es caro, pero es que en Estocolmo todo lo es (incluido el transporte público 🙂 ). Realmente es lo único que vas a tener que pagar junto con las entradas al museo. Aquí os dejo el enlace del autobús para que os ahorréis las colas y dos free tour para que podaís conocer Estocolmo a fondo casí gratis.

 

 

 

Qué ver en Estocolmo

 

Palacio Drottningholm

 

palacio drottningholm, Estocolmo

 

Este palacio es el hogar de la familia real y fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Datando del siglo XVII, es el mejor conservado de Suecia y la mayor parte de la vivienda está abierta al público todo el año. Se aconseja recibir un recorrido guiado, el cual dura alrededor de una hora, y luego tendrás otra hora para disfrutar de los jardines, incluso haciendo un picnic. También hay actividades especiales para niños, como cazar imágenes de plantas, animales, y oro, para ganar un premio al concluir la visita.

 

Castillo Gripsholm

 

Castillo Gripsholm, Estocolmo

 

Fue concebido como una fortaleza, para luego ser remodelado y transformado en un hogar real. Aunque actualmente no es habitado por la realeza, dispone de una colección de retratos que lo hacen ideal para aprender de la monarquía sueca. De hecho, con sus 4.5000 retratos, es la más grande del mundo, y no se limita a la familia real, sino que también posee imágenes de músicos famosos. Yace en las orillas del Lago Malaren, a unos 70 kilómetros de Estocolmo, pero de fácil acceso en tren. Sácale provecho a sus vistas y pasa un rato agradable.

 

Museo Vasa

 

Museo Vasa, Estocolmo

 

Es un museo marítimo construido a base de un buque de guerra del siglo XVII, el cual se ha mantenido casi intacto. El buque Vasa se hundió en 1628 y tuvo que esperar unos 333 años para ser rescatado del fondo del mar y convertirse en el museo más visitado de Escandinavia. Ofrece exhibiciones, películas, actividades interactivas para niños y tienda de regalos. Abre a partir de las 10 de la mañana y los menores de edad entran gratis.

 

Globo Ericsson

 

Globo Ericsson, Estocolmo

 

Al inaugurarse en 1989, recibió el título del edificio esférico más grande del mundo. Se trata de un estadio techado multifuncional, en el que se pueden practicar deportes como baloncesto, hockey y patinaje sobre hielo, así como organizar eventos y presentaciones musicales. Por las noches, puede apreciarse un espectáculo de luces procedente de sus paneles; un color diferente dependiendo de la ocasión. Por otro lado, lo que más suele llamar la atención de los turistas es el skyview: dos esferas de vidrio anexadas al Globo Ericsson por el exterior. Éstas permiten que los interesados asciendan por un costado del edificio hasta unos 130 metros, capturando las mejores vistas de la ciudad.

 

Paseo con Fantasmas

 

Paseo con fantasmas, Estocolmo

 

Esta es una manera original de conocer mejor Estocolmo y su historia. Un guía te llevará durante la noche por las zonas más antiguas de la capital sueca y contará sobre los misterios poco divulgados. Mientras paseas por calles y callejones escucharás acerca de fantasmas, asesinatos y otros horrores que azotaron la ciudad. No es apto para personas con problemas cardíacos y el recorrido se hace en inglés o en sueco.

 

Parque de Atracciones Grona Lund Tivoli

 

Parque de atracciones Grona Lunds Tivoli, Estocolmo

 

Fue el primer parque de diversiones hecho en Suecia y mantiene su esencia de los años 50. Es importante señalar que algunas de sus montañas rusas fueron diseñadas por Anton Schwarzkopf, uno de sus precursores. Aunque a simple vista puede parecer pequeño, en realidad se supo aprovechar el espacio y cuenta con todo tipo de entretenimiento, escenarios para espectáculos y restaurantes. La entrada cuesta 12 euros y se debe pagar el precio adicional de la atracción en la que desees montarte.

 

Skansen

 

Skansen, Estocolmo

 

Es el museo al aire libre más viejo del mundo, con la recreación de construcciones de todo el país, para así resaltar su cultura y estilo de vida. Aquí se puede observar el drástico cambio que tuvo la sociedad debido a la industrialización, generando que la vida rural decayera. De esta forma, el objetivo de Skansen es conservar las tradiciones y compartirlas. Además, cuenta con un zoológico, que se preocupa por mantener en lo posible le hábitat natural de los animales. Hay tanto que ver que es casi garantizado que no te aburrirás y que no podrás recorrerlo en un día.

 

Qué ver cerca de Estocolmo. Excursiones recomendadas

 

La Isla Vikinga de Birka

 

Birka, Estocolmo

U

bicada a unas 2 horas de la capital, fue nombrada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco por haber sido la primera ciudad vikinga de Suecia. Fue fundada alrededor del año 760 con el fin de controlar el comercio, mas terminó siendo abandonada en el siglo X. Actualmente, sirve como museo para recrear cómo vivían los vikingos, incluyendo dramatizaciones para hacer la experiencia más real. Se puede llegar a ella en un ferry, pagando unos 42 euros para la idea y vuelta, y la entrada a la isla.

 

El archipiélago Skärgården

 

Archipiélago, Estocolmo

 

Hace referencia al archipiélago de Estocolmo, conformado por más de 221.000 islas. Casi todos los días salen de los muelles viajes a ellas, cada una con sus atracciones para ofrecer. Algunas ofrecen gastronomía, hospedaje y playas, o sitios arqueológicos, actividades al aire libre y museos. En el muelle recuerda estar atento de a qué barco te montas, ya que debido a lo concurrido que puede ser es fácil equivocarse.

 

Acabamos de mencionar solo algunas opciones de qué ver en Estocolmo en un día de crucero. Infórmate más y ten un viaje inolvidable.

 

Deja un comentario